LORD DATTATREYA

En existencias

8,00


Dattatreya es el Gran Maestro o “el principio del Guru” en el universo. Los maestros en distintos planos son las manifestaciones del Principio Maestro Uno al cual la sabiduría India antigua se refiere como Dattatreya. Dattatreya existe también con una forma en todos los planos. Así como el Maestro del Mundo es un principio que guía a los seres de este planeta, Dattatreya es también un principio que encarna de acuerdo al tiempo y la necesidad en cualquier plano de existencia.

Contenido:
Introducción; Genealogía; El Maestro; El Maestro de los tres mundos; Los cuatro perros; La vaca; Los seis brazos de Sri Guru Datta; Sat Guru: El Verdadero Maestro; El Yantra de Sri Guru Datta; Guru Mantram; Construir un puente con el Maestro.

Muestra

La Vaca

Dattatreya va acompañado de una hermosa vaca blanca. La vaca está bajo la protección de Sri Guru Datta. Según el simbolismo védico, la vaca representa a la creación así como a nuestro planeta Tierra. El planeta y la creación ofrecen riqueza, experiencias de placer, felicidad, alegría y bienaventuranza innumerables. El planeta alimenta a los seres que hay en él. La creación alimenta con su leche a los seres que hay en ella. El planeta y la creación se prestan a ser ordeñadas para alimentar a los seres en todos los planos de existencia. Beber la leche de la vaca es un símbolo de semejante nutrición, crecimiento y satisfacción en los planos físico, vital, mental, búddhico y de bienaventuranza. La creación está hecha para que los seres tengan alegría. La alegría está en comportarse correctamente con respecto a la vaca, que es el símbolo del planeta y de la creación.

Por eso se considera a la vaca como sagrada y se la respeta, venera, protege y alimenta bien, antes de utilizar su leche.Es una cuestión de cultura que el ser humano llegue a tener este entendimiento tan sutil de la vida. El ser humano – si bien ha avanzando intelectualmente – está sufriendo un decaimiento muy tangible y perceptible en su modo de entender la vida y su sutilidad. La cultura exige tratar delicadamente todo lo que existe en la creación.

El verdadero sentido de la cultura se ha perdido y es hora ya de que el hombre se ocupe del arte de vivir. El trato que se le dé a la vaca en una sociedad es lo que decide el estado cultural de esa sociedad. Allí donde se trate mal a las vacas, esa sociedad está destinada a perder los secretos de la vida. Es muy inhumano maltratar a las vacas, abusando de ellas mediante el conocimiento técnico y la manipulación genética para que produzcan más leche de lo que es natural, dándoles de comer todo tipo de piensos antihigiénicos e insanos. Eso es monstruoso. En los tiempos actuales el hombre abusa de la vaca de todas las formas imaginables. Eso refleja su degeneración cultural.

La vaca, la mujer, el planeta, el sistema solar y el sistema cósmico son estados diferentes del principio de la vaca.Mediante un acercamiento y una actitud correctas hacia ellas, el hombre alcanza el esplendor de la vida. Mediante un acercamiento erróneo, el hombre está condenado al declive y al sufrimiento. Las antiguas escrituras sagradas hindúes proclaman que nadie que tenga la intención de vivir en paz puede permitirse hacer daño a una vaca, a una mujer o al planeta (y, desde luego, que es incapaz de hacer daño al sistema solar y al sistema cósmico). Si uno venera, cuida, abona y riega los árboles, ellos sienten una inclinación favorable hacia uno, y esa inclinación favorable suya es lo que le da a uno una alegría inexplicable y el placer de ser. Por esa razón, se le representa a Dattatreya protegiendo a una vaca. Esa vaca le sigue a todas partes. Esa vaca es la que otorga la plenitud, el gozo, la felicidad y la experiencia, y ella sigue a Dattatreya.

Examine esta categoría: Libros Dr. K.P.K.