SATURNO


SATURNO

En existencias

8,00



Saturno es el más profundo de los 7 Principios Planetarios. En las Escrituras Sagradas Hindúes es llamado “El Anciano”. A través de El recibimos las cosas que no nos gustan, porque aquello que no nos gusta no es sino nuestra limitación. El nos da una pequeña dosis de desagrado y mira a ver como trabajamos con él. Cuando lo aceptamos nos da una dosis más alta. Si podemos aceptar aún más, nos da una dosis más alta. Cuando aceptamos las cosas por completo Saturno se siente complacido con nosotros y nos pone en las manos de Venus. Saturno hace desaparecer los muros construidos a nuestro alrededor por nosotros mismos, por nuestra propia mente.

Contenido:
Cómo es y cómo deviene; Los Anillos de Saturno: Espejismo-Protección; El Tiempo; Saturno y los Planetas; Transformación; El Sendero de Narayana; Karma; Muerte y Resurrección

Muestra

Capítulo 3: El Tiempo – El Sentido del Tiempo (extracto)

El sentido del tiempo del ser humano está gobernado por Saturno. La propia limitación del hombre le hace esperar al ser humano. Nosotros decimos: “Llego tarde”. Cuando decimos que llegamos tarde ó temprano, ello es relativo a un tiempo prefijado. Suponed que fijamos nuestro desayuno a las nueve en punto de la mañana. Si llegamos a la mesa del comedor a las ocho y media, decimos que hemos llegado con antelación y si llegamos a las nueve y media, decimos que hemos llegado tarde. La noción de tarde o pronto es relativa a un punto de tiempo fijado por nosotros. Supongamos ahora que no hemos fijado ningún punto de tiempo, con lo cual ya no existe la noción de tarde y pronto. Por eso hay una afirmación espiritual que dice: “La demora no existe”. La demora se da cuando esperamos que ocurra un acontecimiento en un momento particular, y en relación a esa expectativa se produce la demora.

Supongamos que hemos fijado un punto de tiempo para ir a la playa a las cuatro en punto, y si llegan las cuatro y media, sentimos: “Oh, nos hemos retrasado!”. La sensación de demora surge a una fijación anterior debido a una expectativa anterior. Si no hay expectativa no hay demora. Cuando hay expectativa hay demora. Donde hay expectativa hay decepción. De modo que es todo relativo. El sentido del tiempo del hombre esta también gobernado por Saturno.

Demora, Decepciones y Obstáculos

Supongamos que mientras estamos sentados aquí, recapitulando las enseñanzas sobre Saturno, viene una persona saturniana. Esta persona retrasa nuestra lectura de Saturno, nosotros nos alteramos por ello y empezamos a pensar: “¿Por qué debería venir esta persona sin cita previa; esta persona se ha colocado a si misma entre nosotros y las enseñanzas de Saturno”. Nos volvemos impacientes pero hemos de recordar que esa persona es Saturno. ¡Es Saturno! Es el Saturno original que nos visita y se sienta con nosotros, demostrándonos lo que es Saturno. No podemos ignorar las enseñanzas vivas que nos enseña la vida.

Examine esta categoría: Libros Dr. K.P.K.