EL MAESTRO E.K.

En existencias

15,00


El Maestro E.K. es un Maestro de la Nueva Era. Demostró la vida divina en la vida moderna de nuestro tiempo. Un Maestro de la Nueva Era demuestra la divinidad en todo lo que hace en su vida. El Maestro E.K. elevó muchos en el sendero de la Verdad tanto en el Oriente como en Occidente. Esta obra representa un vislumbre en la vida y obras del Maestro.

Contenido:
Adoración De La Madre; El Maestro CVV El Bhagavad Gita, La Doctrina Secreta y el Plan Divino; El Sendero del Yoga del Maestro CVV; Preparación; El Trabajo; Enseñar y Sanar; Los Escritos; Formación de los Grupos; Síntesis; El Luchador y El Reformador; Gayatri y los Vedas; Varias Dimensiones espirituales; Astrología; Los Rituales; The World Teacher Trust: Asociación de Confianza en el Maestro del Mundo; Oriente & Occidente; El Maestro E.K. se va a Occidente; La Partida; Las Enseñanzas del Maestro.

Muestra

Capítulo 10. Formación de los Grupos

El Maestro E.K. era frecuentemente invitado a diversos lugares ya fuera para enseñar sabiduría o para sanar mediante la homeopatía. En ocasiones se quedaba una semana en un lugar y otras veces incluso un mes. Donde quiera que fue, enseñó y sanó, hubo grupos que surgieron y siguieron el Sendero que el Maestro indicaba tanto mediante la enseñanza como mediante la sanación. Al final de cada convivencia de grupo, un reducido grupo de personas le instaba a que los guiase y estableciera continuidad en su enseñanza su sanación. El trabajo de construcción de grupos comenzó de una manera muy significativa a partir de 1977. Más de 50 grupos surgieron como resultado de sus giras por Andhra Pradesh. En todos esos grupos, se ha hecho familiar esencialmente el trabajo de la Jerarquía. Estos grupos meditan, realizan trabajo de sanación por medio de los dispensarios de homeopatía y enseñan la enseñanza sea de los libros del Maestro, sea de las escrituras sagradas o de las enseñanzas de otros Maestros de lndia. Así surgieron grupos que trabajan con la antiquísima fórmula de meditación, estudio y servicio. La actívidad de servicio de los grupos se ramificaba también en educación por un lado y en aliviar el sufrimiento de los pobres por otro lado. Él promovía y fomentaba el servicio en todas sus manifestaciones. En toda su actividad de enseñar, sanar y formar grupos, el Maestro E.K. era impersonal. Él no iniciaba específicamente ni proponía acción alguna. La característica principal de su trabajo era dar respuesta a las propuestas, pero no proponer.

El era un testigo de todas las manifestaciones del trabajo. Muchas veces proclamaba diciendo: “Yo no he propuesto. Yo no he comenzado. Yo no he iniciado”. Estas afirmaciones suyas eran poco comprendidas por gente que no tiene conocimiento de las cualidades del Equilibrio. Vivía en el UNO y como consecuencia de ello, el Plan Uno – del que él forma parte – se manifestó a través de él. Esa es la cualidad del verdadero yogui: “Ser y no hacer”. Si alineamos a nuestro ser con el Ser, el trabajo del Ser ocurre a través del ser. Ese es el estado del Iniciado, que permite ser un canal para que el Plan Divino se manifieste. La voluntad individual se sintoniza con la Voluntad Divina y consiguientemente ésta última actúa a través de la primera. “Padre, hágase Tu voluntad”, es el Sendero del discípulo, del Iniciado y del Maestro. El Maestro E.K. fue un excelente ejemplo de ello. Él nunca proponía, sino que daba respuesta a las propuestas que le llegaban. Él nunca comenzaba un trabajo, sino que lo único que hacía era sintonizar con el trabajo que ya se había iniciado en los círculos elevados. Permanecía impertérrito ante los resultados del trabajo y por eso nunca esperaba los frutos de ese trabajo. Él seguía adelante poniendo de manifiesto el trabajo que los Guías dirigían a través de él.

Examine esta categoría: Libros Dr. K.P.K.