AGNI


AGNI

En existencias

6,00


El Fuego es la esencia de la Creación. Al Fuego se le llama Agni en los Vedas, que significa El Primero, lo primero. El Fuego es creador, constructor, destructor. Todos los devas trabajan con el fuego. El Fuego trabaja con todo

Muestra

Capítulo 20

La Plegaria

Dado que el Fuego conoce los intrincados caminos de la Creación desde el plano supracósmico a los planos infernales, si buscamos el favor del Fuego, este nos conduce al sendero correcto. Los adoradores del Fuego siempre le rezan al Fuego diciendo: “Asegúrate de que camine por el sendero correcto porque tú conoces todos los senderos. Conoces el sendero de magia negra y conoces el sendero de magia blanca. Asegúrate de que debido a mi ignorancia no caiga yo en un sendero de magia negra. Asegúrate de que no caiga yo en manos de un falso instructor. Asegúrate de que no caiga en los espejismos de la Creación y de que permanezca contigo en todo momento.”

Hay falsos instructores y hay verdaderos instructores. Si adoramos al Fuego, este se asegurará que sigamos el sendero que nos resulta beneficioso. El Fuego nos aisla de los senderos de ignorancia. El Fuego nos ayuda también a quemar por completo nuestras impurezas.

Hay una plegaria que le pide al Fuego que queme nuestras impurezas. Las impurezas en los planos mental, emocional y físico nos impiden progresar bien en el Sendero. Si la gasolina tiene impurezas, no arde bien. Si hay impurezas en la vela, la vela no arde bien. Desde los tiempos más antiguos la gente ha hecho fuego y lo veneraban para buscar la purificación y quemar por completo las impurezas. Prender el Fuego de fuera es un símbolo de encender el Fuego de dentro. La llama de fuera es un símbolo de la formación del Fuego o Luz solar. Los antiguos concebían rituales sobre el principio de la “imitación”. Se imita simbólicamente el Plan Divino mediante los rituales para iniciar a las correspondientes inteligencias en el ritualista. A menos que seamos puros no podemos “inflamar” (encender) el Fuego en nosotros. Es como purificar la gasolina u otros materiales inflamables antes de “inflamarlo” o encenderlo. Por eso el dicho de: “Con el fuego no se juega”. El Fuego es fuego. Si tenemos impurezas, lo primero por hacer es buscar la pureza del Fuego, pues solo así podremos “inflamar” o encender el Fuego. El Fuego puede hacer que desaparezcan todos los rasgos impuros de nuestra personalidad.

Examine esta categoría: Libros Dr. K.P.K.