EL SERVICIO DEL TEMPLO INTRODUCCIÓN


Nuevo

EL SERVICIO DEL TEMPLO INTRODUCCIÓN

En existencias

11,00


Para cada aspirante, el objetivo inmediato es cooperar con el corazón y la mente. El siguiente paso es contactar con el grupo oculto a través de la disciplina que se ha descrito (en este libro). El tercer paso es obtener el contacto con el Maestro.

Los pasos posteriores para permanecer en presencia del Maestro del Mundo y experimentar la gran logia blanca son lejanos y remotos. Sin embargo, el reconocimiento mismo de su presencia realiza la magia para que permanezcamos en la luz y llevemos a cabo nuestra parte del trabajo.

Muestra

Capítulo 3.

El Trabajo del Templo – Un Trabajo de Grupo

El tema de esta convivencia de grupo es “El Templo y el Trabajo”. El trabajo del templo es un trabajo de grupo. Una persona no puede dirigir el Templo. Incluso Dios necesitó a los Kumaras, a los siete Sabios videntes, los 14 Manus, los Adityas, los Rudras y los Vasus. Él tenía que preparar un equipo y dirigir el trabajo. No poder formar grupos ya es una incapacidad. Intentar luchar en los grupos se contradice con lo que sentimos como libertad. “No se requiere mucha inteligencia para separarse”. El tiempo mismo es una energía poderosa que separa a dos personas muy fácilmente. Esto es la era de “Kali”. Si dos personas se unen con buenas intenciones, la energía del tiempo les toca e intenta separarlas. El Maestro dice: “Si hay tres personas que están de acuerdo en todos los niveles hasta el plano mental, solo tres personas que no tengan ningún desacuerdo en ningún nivel hasta el mental, el Maestro puede convertirse en un Centro para ellas y realizar un trabajo esplendoroso”. Mas allá del plano mental, ya no hay problema. El problema está solo en los niveles mental, emocional y físico. Por tanto, si tres personas están juntas, el Maestro puede convertirse en su centro y llevar a cabo un trabajo esplendoroso.

Hay un dicho en inglés: “¡Cuando se juntan más de dos personas, es ya una multitud!”. Esto significa que hay muchas opiniones diferentes y que a cada uno le gustaría que se fomentara su opinión. Por lo tanto, la otra persona también piensa que ha de fomentar su propia opinión. ¡¿Dónde está el compartir?! Si vamos a entrar en el trabajo del templo, compartir es un principio, ceder es un principio y la tolerancia es un principio. Hemos de compartir nuestros pensamientos; ceder, si es necesario, en alguno de nuestros pensamientos para acomodar a los demás; y ser tolerantes para ver el valor de los pensamientos de los demás, de manera que eso nos permita encontrar un punto de vista completo que pueda llamarse visión.

A medida que el hombre se ha desarrollado cada vez más gracias a la tecnología, se ha hecho cada vez menos tolerante. Tan intolerante que no puede esperar ni diez minutos más de la hora señalada para el desayuno, la comida o la cena. La impaciencia aparece cuando las cosas no suceden a tiempo. India enseña mucha paciencia. Nada sucede tal y como lo programamos. La gente no puede soportar el hambre y la sed durante una hora, ni el frío, ni el calor. Todos estos son síntomas de intolerancia. Con la intolerancia seguimos siendo prisioneros. Vemos la tolerancia en las vidas de los grandes Maestros. Igual que un niño intenta jugar con el juguete, estamos jugando con la idea de la conciencia de grupo, que permite que el templo funcione. Para empezar, esta conciencia de grupo exige paciencia. Sin paciencia, nada puede hacerse.

 

Examine también estas categorías: Libros Dr. K.P.K., Novedades