La Doctrina Secreta Vol. II y III


La Doctrina Secreta Vol. II y III

En existencias

18,00


Los adityas son la luz de la conciencia, inmanifiesta. Son los devas de la conciencia. Los rudras los hacen descender. Por ello se los conoce como los devas de la fuerza. Los vasus son los devas que manifiestan. Deberíamos comprender cómo estos devas son los responsables de la formación de la creación, así como de la formación del ser humano. La importancia de La Doctrina Secreta reside en que proporciona las pistas para que podamos seguir correctamente la historia. Nuestra verdadera existencia se la debemos al aire. Hablamos de las respiraciones ardientes. Madame Blavatsky habla de la respiración ardiente desde el mismo inicio de La Doctrina Secreta. Todo esto lo causa la exhalación que proviene de lo Absoluto, y su inhalación causa la retirada del mundo al interior de Brahman. Con la ayuda del aire, todo se manifiesta y todo desaparece. El aire es necesario para todos los movimientos: vertical, horizontal, rotacional y en espiral, etc.

Muestra

Prajápatis

Hay nueve Brahmas, los nueve creadores que salen del Creador Uno, porque nueve son los números; nueve son los potenciales. El orden correcto es: Atri, Bhrigu, Angiras, Vasishta, Pulastya, Pulaha, Kratu, Marichi y Adhvaryu. Salen del cero y vuelven al cero. Estos son los nueve sabios videntes, Rishis o prajápatis, tal y como se dan en los Puranas.

Los nombres que se dan aquí nos proporcionan la pista del funcionamiento de los siete centros. Hay siete centros y siete Rishis, que salen de estos nueve.

En primer lugar, permitidme hablar de los siete centros que nos son familiares, desde sahasrara a muladhara.

1. Sahasrara: Atri – Anasuya
El Rishi relacionado con sahasrara es Atri. Atri significa

“no tres”. “No tres” significa el estado en el cual no hemos entrado todavía en las tres cualidades de la creación. En él, estamos más allá de la actividad triangular de la creación. La actividad triangular de la creación se relaciona con el dinamismo, la inercia y el equilibrio. A nosotros siempre se nos sugiere alguna propuesta, y nosotros tratamos de ver cómo llevarla a cabo y cómo trabajarla. Tenemos un pensamiento, vemos cómo manifestar este pensamiento, y finalmente, seguimos trabajando con él. Cuando hemos dado cumplimiento a un pensamiento, entonces aparece otro. Desde la mañana a la noche, todas nuestras actividades son triangulares. Nos despertamos y pensamos en ducharnos. Esa es la propuesta. Entonces aparece el conocimiento de cómo tomar la ducha y, finalmente, el acto de duchamos. Aquí no se acaba la historia. Entonces debemos vestirnos. De nuevo la triple actividad. Tras vestirnos pensamos en tomar un café o un té.

Por tanto, tenemos el pensamiento, el conocimiento y la acción correspondiente. Cuando hemos acabado, de nuevo se produce el ciclo de pensamiento, conocimiento y acción. Así, desde la mañana hasta la noche, estamos en una rueda de actividades triples hasta que, rendidos, nos dormimos. El sueño es la posibilidad que tenemos para salir de esta actividad triangular. No hay otra vía para los mortales. No podemos permanecer sin pensamientos a menos que hayamos completado ciertos estados elevados del yoga.

Atri es el estado en el que estamos más allá de estos tres. Ese es el estado de mayor bienaventuranza. Es el centro de sahasrara. En sahasrara estamos más allá de los tres. Este es Atri. Atri, el sabio vidente, tiene una esposa. La esposa hace referencia a su cualidad. Se llama Anasuya, que significa “ausencia de malicia y celos”. Es la cualidad de aquel que está más allá. Podemos tratar de dañarle, molestarle e insultarle, pero no habrá malicia alguna que surja de él, porque está más allá de las tres cualidades. Es imposible que nada ni nadie le afecten. La energía mas allá del triángulo es Pura Conciencia, y su cualidad es Anasuya.

 

 
Examine esta categoría: Libros Dr. K.P.K.